Congreso Nacional de Canarias
  Gran Canaria
 


Situación y forma

Está situada entre la isla de Tenerife y Fuerteventura, a una distancia aproximada de 100 km de cada una de ellas. Su forma es casi circular con unos 47 km de anchura y 55 de longitud. Es un gran macizo rocoso que culmina cerca de su centro geométrico, a una altura máxima próxima a los 2000 m.

 

Constitución y relieve

Respecto a la compleja historia de su formación no existe acuerdo entre los geólogos, aunque su proceso es semejante al de las otras islas. Dado el aspecto de cúpula que presenta, hay que suponer la existencia de una chimenea central que vomitó los materiales que forman la isla.


Se aprecian dos partes en ella:

  • Noreste o Neocanaria. En los bordes Este y Norte aparecen algunos terrenos sedimentarios y de formación submarina. Las Palmas se asienta sobre una terraza de este tipo. Los terrenos más llanos se encuentran en el borde más oriental ( Gando, Carrizal, Sardina, Juan Grande...).

Debemos destacar igualmente los conos volcánicos, que ponen una típica nota al paisaje. El de más fama es la montaña y caldera de Bandama, de 800 m de diámetro y 200 de profundidad.

Merecen citarse también en la comarca Este, las tres grandes calderas de erosión, la de Tenteniguada, Temisas, y, sobre todo, Tirajana.

  • Suoreste o Tamarán. Es mucho más abarrancada y constituye la parte más antigua de la isla. Se pueden distinguir los distintos tipos de materiales que la componen y sus respectivas épocas:
    1. En amplias zonas se encuentran materiales basálticos antiguos al descubierto.
    2. sobre estos materiales antiguos, aparecen otras series de rocas volcánicas, la riolítica o complejo traquítico- cienítico, encontradas por ahora, solo en esta isla.
    3. Además de estos materiales, abundan las fonolitas, otro tipo de rocas volcánicas, tanto formando masas como diques.
    4. Por último hay que señalar las series basálticas cuaternarias o modernas.

En esta zona de Tamarán se haya el centro de la isla, donde encontramos las máximas alturas: Pozo de las Nieves (1950 m), Los Pechos, Roque, Saucillos, etc...Y otros bellos roques aislados como el famoso Roque Nublo, Bentayga, El Monje, etc...


Desde este macizo central surgen numeroso barrancos que surcan la isla de forma radial.

En el Sur merece especial mención la llanura de Las Dunas, en la zona de Maspalomas.

Como en todas las islas existen campos de lavas modernas o mal paises. Los principales barrancos del Noreste son el de Guía, Moya, Azuaje, Tenoya y Guiniguada; todos ellos dirigidos hacia el Norte. Hacia el Este se dirigen los de Telde, Guayadeque y Tirajana.


La zona de Tamarán tiene un relieve más fragoso con difíciles accesos y tierras desgastadas. Los barrancos más importantes son los de Aldea o de Tejeda y el de Agaete. Queda entre ellos el macizo de Tamadaba, con imponentes acantilados, cortados verticalmente sobre el mar. El pico Faneque, situado a tan solo un km de la costa tiene 1086 m de altura. Hay otros barrancos (Tasártico, Tasarte, Venegueras, Mogán, etc...) En general, muy accidentados.


La circularidad de la isla se rompe con un apéndice de tierra, llamada la Isleta, unido a la isla por el istmo de Guanarteme, formando las playas de Las Canteras y Alcaravaneras. La Isleta forma hacia el Este el Puerto de la Luz y bahía de Las Palmas, y al Oeste la del Confital.


Las costas del Norte son abruptas y rocosas. Desde la costa de Sardina hasta la punta de La Aldea se presenta un arco de grandes acantilados ( Andén verde). También la punta de Maspalomas es acantilada y cortada por barrancos, siendo esta, la punta más meridional de la isla, baja y arenosa, donde se han formado dunas.


Seis amplias playas se extienden a lo largo de la punta de Gando: Maspalomas, El Inglés, San Agustín, Juan Grande, Arinaga y Carrizal.

El Clima y la vegetación

Desde el extremo Noroeste de la isla hasta el pico de las Nieves esta la parte más húmeda, donde se forma un lecho nuboso. Por lo demás, la insolación es alta en todos los meses del año, especialmente en las zonas de Gando y del Sur.

 

Su riqueza florística se cifra en 1.165 especies, de las cuales 107 son autóctonas, tales como bellas de risco, cabezón, hierba de cumbre, tomillos, siemprevivas, tajinastes, botonera, flor de mayo, etc...En cuanto a sus árboles y montes, se destacan los pinos de Gáldar, lo que queda de los tiles de Moya, los pinares de Tamadaba y los parajes de Maspalomas. 

 

 


 
   
 
=> Do you also want a homepage for free? Then click here! <=