Congreso Nacional de Canarias
  Tenerife
 


Situación y forma

Tenerife se encuentra entre la isla de Gran Canaria y la Gomera. La primera al Sureste y a una distancia de 60 km., la segunda al Suroeste a unos 30 km.

 

Tenerife tiene cierta forma triangular, cuyos vértices son: al Este, Punta de Anaga; al Oeste, la Punta de Teno y al Sur la Punta de la Rasca.

 

Origen y formación

Parece ser que los materiales que constituyen la isla son casi exclusivamente de tipo eruptivo: coladas y acumulaciones de lavas (traquitas, basaltos), y productos de proyección volcánicas, tales como ceniza, lapilli, escorias y bancos de tobas de importante espesor.

 

Las erupciones volcánicas han sido numerosas y han dado cierta uniformidad al terreno. La erosión ha actuado intensamente sobre estos materiales. Hay áreas donde se aprecian sucesivas superposiciones, y en otras aparecen al descubierto los materiales más antiguos.

 

Fisiografía por zonas

  • Aspecto general: Toda la isla es como una gran montaña, como una gran pirámide que naciendo en la costa, generalmente alta y acantilada, va ascendiendo con gran pendiente hacia el centro, hacia el circo o caldera de Las Cañadas, para terminar culminando en el pico Teide (3.718 m), la máxima cumbre del archipiélago.
  • Norte y Sur: Si trazamos una línea que vaya desde el macizo de Anaga, que está al Noreste, hacia las Cañadas, que está en el centro, y de aquí enlazamos con el macizo de Teno, al Noroeste, hemos logrado señalar la trayectoria del espinazo de la isla donde por un lado y otro se descuelgan las vertientes Norte y Sur. Desde esta gran divisoria parten todos los barrancos que llegan a las costas de ambas vertientes.
  • Desde Anaga a las Cañadas: El enlace que hemos hecho entre Anaga y las Cañadas lo forman:
    1. El macizo de Anaga, que sin presentar grandes alturas, está formado por profundos tajos. El punto dominante es la Cruz de Taborno, a 1.020 m. Se recorren puntos como el Bailadero, Pico del Inglés, Cruz del Carmen y todo el monte de las Mercedes.
    2. A partir de las Mercedes se encuentra la Laguna, una gran llanura que interrumpe el enlace montañoso. 3º, aparece luego el monte de la Esperanza. 4º, progresivamente va surgiendo la llamada cordillera dorsal que termina en Izaña (2.350 m), y queda cortada por el circo de las Cañadas.
  • Las Cañadas: Ocupa una superficie de 130 Km². Es un gigantesco circo cuyas paredes son casi verticales. La mayor elevación de estas paredes es Guajara, con 2.717 m.

En el centro del circo se eleva el Teide, que suele permanecer, parte del año, nevado. Desde su punta se pueden divisar las siete islas y para su ascensión cuenta con un funicular.


El paisaje de las Cañadas es impresionante por sus rocas desgarradas, de aspecto lunar, y por el colorido de las diferentes coladas, sobre todo en la zona de los Azulejos.


En el interior de las Cañadas abundan los volcanes como montaña Blanca. También son curiosas las llanuras como la del Llano de Ucanca, gran llano de arenas blancas que resalta entre las rocas oscuras y afiladas de su borde.

  • Desde el Teide a Teno: Las cumbres de Bilma las forman un conjunto de volcanes que, partiendo de la ladera del Teide, se extienden hasta el macizo de Teno. En lo alto de éste están las cumbres de Bolicos y los recónditos y típicos caseríos de Masca, Carrizal y Teno Alto.

Valles, llanuras y barrancos

  • Laguna, Tegueste y Valle Guerra: Al Oeste del Macizo de Anaga, entre los montes de Las Mercedes y La Esperanza, se extiende la vega lagunera. Siguiendo más al Norte, los valles de Tegueste y Valle Guerra. Este último en la franja costera.
  • Orotava y Güímar: Desde la Cordillera Dorsal, antes de Izaña, se abren dos depresiones, una hacia el Norte y otra hacia el Sur, que forman los valles de La Orotava y Güímar, respectivamente. Son los más importantes de la isla.
  • Icod y Valle Santiago: Al Noreste del Macizo de Teno se encuentra el valle de Icod y al Sur el valla de Santiago.
  • Valle de San Lorenzo: Es una hondonada situada al Sur, entre Arona y San Miguel.

La isla cuenta con numerosos barrancos que cortan los macizos. Al Norte, de Este a Oeste, destacan: el barranco de Acentejo, el de La Arena, pero la zona de más profundos y pendientes barrancos es la que va desde el murallón de Tigaiga, que cierra el valle de La Orotava, hasta San Juan de la Rambla. Siendo famosos el barranco Ruiz, el de La Chaurera y el de Vergara.


Al Sureste de la isla, de este a oeste, destacan algunos como Igueste, Tahodio, Santos, Badajoz y Agua Chasna. Al Suroeste el del Infierno, Herques, Guía o del Cazador.

 

Costas y playas

Cuenta con 269 km. de costas, altas y escarpadas en el Norte y bajas, abiertas y llanas en el Sur.

 

En el Norte, de Este a Oeste, nos encontramos los Acantilados de Anaga. Luego comienza a ser más baja desde Punta del Hidalgo, cerca, las piscinas de Bajamar. Después continúa el acantilado por toda la costa de Acentejo y del valle de La Orotava. Al llegar al Puerto de La Cruz, observamos que es un puerto pesquero y antiguamente comercial. Desde aquí continúan los acantilados, a excepción de pequeñas playas hasta llegar a la playa de San Marcos de Icod y los famosos caletones de Garachico, terminando la punta de Teno en un impresionante paisaje.

 

En el recorrido de la costa sur de Este a Oeste, hay que resaltar: Las Teresitas, la dársena comercial de Sta. Cruz de Tenerife, Candelaria, El puertito de Güímar, punta de Abona, más hacia el Sur la playa del Médano, Costa del Silencio, Punta de la Rasca, las zonas turísticas de la playa de Los Cristianos y Las Américas, la playa de pescadores de San Juan y Alcalá, playa de Santiago, desde donde se ve el Acantilado de los Gigantes, y para terminar, Punta de Teno.

 

Clima y vegetación

Al ser la isla más alta cuenta con una gran variedad de microclimas. Por la parte de las vertientes Norte y Sur, por los efectos del alisio, se hallan diferenciadas en humedad y temperatura.

 

Cuenta con 1.190 especies florísticas, siendo la más rica. Posee más de 140 endemismos insulares. Cuenta con el llamado monte verde (laurisilva, brezos, fayas...) y con pinares canarios.

 

La vegetación típica de las zonas altas es el denominado matorral de alta montaña, constituido por varias especies de leguminosas. Entre ellas domina en primer lugar la retama del Teide, el tajinaste rojo, el alhelí, la margarita del Teide, y por encima de los 2.500 m de altitud, la violeta del Teide. 


 
   
 
=> Do you also want a homepage for free? Then click here! <=